martes, 1 de julio de 2008

Reanimando un cadáver


Es un poco difícil, pero a veces esto es lo que queremos lograr. Tomando en cuenta que es un cadáver, ya no hay mucho que se pueda hacer… Pero también el hecho que sea un cadáver implica que en algún momento en el pasado tuvo vida… o así lo pensamos, lo soñamos.

Queremos escuchar esos pulsos desde el corazón, tenemos alucinaciones y creemos escucharlos, seguimos fajados con nuestras maniobras de reanimación… Y nada, nada… Pobre del reanimador, todos sus esfuerzos en un cadáver, en un muerto, mal enfocados... ¡Pero para él no es así! Está luchando por una vida que todavía está ahí, está luchando por algo que vale la pena, está defendiendo lo que es importante. A su alrededor miradas de lástima lo presionan tanto al cadáver como a él, él siente el peso de esos ojos, siente que se escapa de sus manos la vida…

Pienso que ¿cuándo es un cadáver? ¿cuándo debo terminar la reanimación? ¿Y el desfibrilador, cuándo debí traerlo? Me respondo: hay una respuesta muy simple, es un cadáver cuando se va la vida… cuando no hay chispa, cuando el corazón no palpita; la reanimación termina cuando ya es un cadáver, y el desfibrilador no importa cuando debí traerlo porque… ya está muerto. (Fin...)

Pero… ( y aquí voy…) ahí viene lo inexplicable, lo inesperado, cuando ya todos se han separado, ya se contacta la funeraria, se avisan a los familiares, se sueltan par de lágrimas… Se oye desde lo profundo del pecho, ese músculo, vuelve el color a la piel, hay una bocanada de aire, se abren unos ojos, y ahí el resucitador mira al resucitado y cae en cuenta que a veces, pocas, poquísimas veces, vale la pena reanimar un cadáver… (Este último párrafo es un final feliz que pocas veces sucede, así que es como un “alternate ending” que a veces traen las películas, para los que no les gustan los finales tristes…)

1 comentario:

NeuviemeMistere dijo...

"I find you to be magical"....
Me inspiras una cena, probablemente de sushi, en Vetros (pq me gusta).Sin cadaveres; solo encuentro el sushi un desfibrilador natural. Te llamare a invitarte un dia de estos.
Abrazos muchos.