martes, 15 de septiembre de 2009

Inefable

Tenía mucho tiempo buscando esta palabra en mi cabeza. Se me había escapado. Tenía aproximadamente un mes buscándola. Al fin la encontré en un libro extraordinario. Señores, yo hasta hojeé un diccionario desde ina- hasta la inz-, al parecer no estaba o la pasé por alto.

Inefable es un adjetivo que significa que no se puede describir con palabras. Me la dijo por primera vez una persona por teléfono, muy tarde en la noche (¿o muy temprano en la mañana?) y me sorprendió mucho que esa persona conociera esa palabra. Es una palabra fuerte y que resume mucho. Me gusta porque es suspensiva y expresa bastante... ¡Y qué irónico que una palabra que signifique eso, diga tanto!

Esta palabra es la demostración de que nuestro lenguaje se queda corto a nuestros pensamientos. Es la forma en que nuestro idioma dice “me rindo, no estoy en tu liga” a nuestras reflexiones. Esta palabra indica la osadía de nuestras aceleradas sensaciones al escaparse del dominio de nuestra lengua imperfecta…



Hay ocasiones en que verdaderamente uno queda con sentimientos y pensamientos inefables. Que por más vueltas que se le dé al asunto, no hay palabras que encajen. Esto aplica para momentos inefablemente buenos e inefablemente malos... Quizá lo que más se acerque a representar este adjetivo sean las lágrimas de emoción, tristeza, alegría. Tenemos una capacidad asombrosa para reducir a palabras situaciones o emociones, pero hago hincapié en reducir porque es verdaderamente eso lo que estamos haciendo; creo que hay cosas que se deben dejar maximizadas en el universo inefable y simplemente decir: “Es que es inefable…

A mí me roban las palabras la luna, los atardeceres, la música, el cine, mis amigos… Son muchas cosas, por eso tal vez sea tan callado, no me agrada hablar cuando no es necesario. Vivo en un estado de inefabilidad. Hay personas inefables, lugares, encuentros, experiencias… También hay miradas inefables… y a mí me está haciendo falta una de esas, pero de las buenas…

5 comentarios:

1,000 dijo...

Algo curioso de la foto, es que si se fijan en la esquina derecha abajo hay un AMET... Y tiré la foto con mi celular, jeje, me di cuenta fue después de que la tiré...

Pepo dijo...

cojooooomoooooooo milciiadeeee. jeje deja esssse amargueee que tamo en no, relajando. Ta muy chevere; chevere es una buena palabra para DESCRIBIRLO je jejejeje

Nicky dijo...

Por eso siempre trato de leer y saber mas sobre palabras que ni se que quieren decir...

Me gusta tu blog Mil =)
te invito al mio...saludos!!

Anónimo dijo...

Oye Zurdo, de manera inefable he encontrado tu blog, tiene sentido escribir lo que pensamos y sentimos.

Me gusta el formato del blog.

1,000 dijo...

Muchas gracias anónimo, pero me gustaría saber quien eres y compartir posts. Gracias por leerme.