miércoles, 11 de junio de 2008

Corazón de piedra

Me dicen que he cambiado. Hasta la doña de mi casa lo ha notado, verdaderamente me dolió mucho cuando me lo dijo. Creo que ha sido un mecanismo de defensa involuntario de mi parte, luego de tantas heridas y remanentes…

Hay corazones tan duros que son frágiles como el cristal, hay otros tan blandos que son inasibles como el agua. Uff… ¡qué complicado! El mío estaba del lado blando y se ha endurecido debido a la desidia de la vida… Creo que el mío se quiso emblandecer tanto que le salió el tiro por la culata y resultó lo opuesto…

El problema de los corazones duros al extremo es que son frágiles, con un golpe fuerte lo que consiguen es romperse y ahí sólo les queda reformarse y empezar de nuevo. El problema con los blandos es que son muy maleables, lo usan de papel de baño, se desparraman por donde sea… Entonces ¿qué es mejor un corazón quebradizo o uno aguado? Creo que la solución está en el medio, como muchas veces ocurre… también depende de quién lo lleve puesto.

Quizá uno desearía que cuando unos corazones se endurecen otros se enternecieran, para que permanezca un equilibrio, pero éstos son sólo deseos pueriles. En realidad, cuando se endurecen los corazones, otros también lo hacen. En cambio, cuando se hacen blandos cabe la posibilidad de que otros también lo hagan, no hay seguridad, pero hay posibilidad…

Quisiera que mi corazón permaneciera blando, no tanto, pero más de lo que está ahora. Pero él no quiere, no quiere sufrir, tiene miedo, no desea pasar por lo que ya pasó… Yo quiero que se entregue sin fijarse mucho, él en cambio quiere ser cuidadoso… Se complica… Se complica.

4 comentarios:

NeuviemeMistere dijo...

"Con balance, mejoras el chance"... asi decia la firma de una amiga mia por un tiempo.
Creo q es cuention de leyes de Fisica. Yo siempre fui mala en esa materia.

NeuviemeMistere dijo...

perdon.. cuestion*

Anónimo dijo...

Es bueno tener miedo 1000, el niño cuando aprende a caminar tiene miedo a la caida, cuando aprende a nadar tiene miedo a ahogarse. Miedo a lo duro y a lo blando, como tu Corazón.
Sin ese miedo su arrojo sería tanto que podría lastimarse.
Procura tu 1000, identificar de donde y porqué viene ese miedo, para que no te amaines ante el. Aveces los sentimienatos no son los mejores consejeros...
Animo.

Anónimo dijo...

pero porque el miedo? si tienes las mejores defensas. la vida es corta no hay tiempo para atemorizarnos y luego arrepentirnos de lo que quisimos y no hicimos, por miedo". aun asi te entiendo y no creas q no lo siento.